QUEENSTOWN .- LA CAPITAL DE LA AVENTURA

QUEENSTOWN

La Capital de la Aventura en el mundo, nadie merece ese título más que Queenstown en la isla sur de Nueva Zelanda. Tanto en verano como en invierno es una ciudad con una gran oferta de actividades de aventura. Con el lago Wakatipu y las montañas que la rodean es bellísima aunque de clima algo complicado ya que está en una latitud muy al sur. Yo fui en verano (diciembre) y tuve mucha suerte con el clima, días de sol y noches frescas, pero el clima puede ser traicionero.

El centro de la ciudad está lleno de lugares de comida, de gente joven y lugares donde puedes contratar actividades o paseos de diferentes tipos; a caballo. Bicicletas, caminatas, deportes etc. Y también se pueden conseguir buenas ofertas de combo de actividades.

Tambien Queenstown es la base para visitar Milford sound, el que también visite, pero hoy me gustaría compartir acerca de mis nuevas aventuras.
Había que elegir, decidí por cosas que nunca había hecho con anterioridad.

  1. Bungy jumping: hay ofertas para hacer  diferentes saltos de diferentes alturas, pero yo preferí el original, donde todo empezó en el puente de Kawarau. Basado en los saltos de los aborígenes de la isla de Vanuatu un New zelandes se inspiró hace algunos años en esta actividad de lanzarse de puentes y así empezó todo, en este puente de 43 mts de altura (hoy ya no se considera muy alto) pero sigue siendo un sitio especial por haber sido el primero. Queda como a hora y media de la ciudad La verdad que yo no tenía nada que pensar , estaba segura que lo haría , me dieron a elegir si quería que la cabeza entrase en el agua , pero esa agua es congelada y mi cabello tarda en secar, no quería enfermarme. El salto fue buenísimo, lo hice de una y me encantó y me pareció bastante suaves los rebotes de hecho luce peor al verlo que lo que realmente se siente. Esto hay que hacerlo por lo menos una vez en la vida.
  2. Jet boat. También en los alrededores de Queenstown está el cañón de Shotover simplemente espectacular, era la primera vez que montaba este tipo de lanchas, recientemente los duques de Cambridge  William and Kate, estuvieron en este mismo lugar haciendo esta misma actividad. Los botes parece que van volando, sin tocar el agua y pueden dar vueltas de 360 grados sobre sí mismos, reconozco me dio un poco de miedo, lo rápido que iba el piloto y lo cercano a las paredes del cañón, pero en lo dramático está lo divertido , he visto este tipo de botes en otros lugares, como la bahía de Sydney, pero este lugar lo hace realmente especial, por lo angosto, por las formas y por lo bello del paisaje. 100% recomendable Y por último
  3. Salto en Paracaídas. Aunque por muchos años estuve ligada  al mundo de los aviones pequeños, nunca había intentado lanzarme en paracaídas; no lo considero por completo una aventura, porque no lo hice sola, lo hice en tandem, amarrada a un experto así que el trabajo realmente fue de él. Para mí igualmente una nueva experiencia, el lugar del salto puedes contemplar al completo la bellísima ciudad de Queenstown, pero para ser sincera no me encantó, creo que me gustaría más si lo hubiese hecho sola.

Si te gusta la adrenalina y un ambiente joven y aventurero, Queenstown es el lugar.